La “mal entendida” humildad

Seguro que de joven tus padres te enseñaron que no hay que presumir demasiado, bien para no despertar envidias, bien para no parecer presuntuoso.

La mayoría de las personas que puedan estar leyendo este post, habrán recibido esa educación.

“Hay que ser humildes” “No presumas, que puedes hacer sentir mal a la persona de tu lado”

¡Qué equivocados estamos!

Llega un momento y sobre todo, si te dedicas a tus servicios, a tus productos que debes “venderte” en el mejor sentido de la palabra. Tu marca personal es importante. La forma que te mueves, cómo hablas, lo que dices… todo influye a la hora de vender tus servicios.

Seamos sinceros. Si no vendes tus cursos, no puedes pagar los gastos mensuales. Si no haces terapias, explícame cómo pagas el alquiler de tu oficina.

Es por todo ello, porque necesitamos vivir de nuestro trabajo, comer, y pagar el colegio de nuestros hijos, por ejemplo, que tienes que promocionarte, sin vergüenza alguna. Sin prejuicios ni creencias que te sabotean en tu promoción. Que te hacen parecer humilde y falto de confianza, en lugar de un profesional de éxito, que es lo que eres.

Hay personas de éxito que pueden funcionar como nuestros referentes, yo tengo la suerte de tener una muy cerca, y cada día aprendo algo, sin duda.

Os propongo algo… Nacho ha creado una serie de vídeos gratuitos que te muestran cómo crear una Conferencia de 20 minutos. La cosa es que… si eres capaz de crear una conferencia, puedes utilizarlo para una charla de ventas, o para simplemente hablar con los demás con poderío y seguridad.

Te paso el enlace, por si te apetece verlos, son gratuitos, así que solo tienes que poner tu correo y recibirlos en el buzón de entrada…

Haz click aquí para acceder a los vídeos gratuitos

¡Pierde esa humildad que no te lleva a nada! ¡Haz de ti una persona segura y demuestra TODO lo que vales!

¡Que tengas un gran día!